martes, 10 de febrero de 2009

Eran 26 perros....



C h a r l a D e B a r


Boaz Rein
-Se quedan allí, ladrando.
Veintiséis perros.
Veo sus rostros con odio.
Han venido para matar.
Y les dicen a mi jefe, Bertold:
"Danos a Boaz Rein, o nos
comeremos a los clientes
¡En un minuto!"

Folman
-¿Veintiséis perros?

Boaz Rein
-Exacto.

Folman
-¿Cómo sabes que hay
veintiséis y no treinta?

Boez Rein
-A eso voy.

Folman
-¿Bueno?

Boez Rein
-¿Bueno, qué?

Folman
-¿Lo comprobaste?

Boez Rein
-¿Qué crees que sucede?
¡Me despierto!

Folman
-¿En ese momento cada vez?

Boez Rein
-Exacto.
Siempre se detiene ahí.

Folman
-¿Desde cuándo?

Boez Rein
-Dos años y medio.

Folman
-¿Y me llamas ahora, a esta hora?

Boez Rein
-¡Imbécil!

Folman
-No me digas imbécil

Boez Rein
-Este sueño viene de algún lugar.
No te he dicho todo.

Folman
-¿Cómo qué?

Boez Rein
-Ya sabes, en el Líbano...

Folman
-¿Qué hay del Líbano?

Boez Rein
-Al comienzo de la guerra,
fuimos a los pueblos libaneses...
...a encontrar
a unos palestinos buscados.

Folman
-¿Sí, y?

Boez Rein
-Cuando alguien
entra a un pueblo...
...los perros lo huelen
y ladran para alertar.
Todo el mundo se despierta,
y los fugitivos se escapan
Alguien tenía que matarlos.
De lo contrario, nuestros
hombres podrían morir.

Folman
-Pero, ¿por qué tú?

Boez Rein
-Sabían que yo no podría matar
a una persona. Me dijeron:
"¡Ve y dispárale a los perros!".
Veintiséis perros,
recuerdo a cada uno de ellos.
Cada rostro, cada jadeo,
la mirada en sus ojos...
...veintiséis perros.






N I G G A

de "Vals Im Bashir" de Ari Folman